sábado, 3 de noviembre de 2012

Continuamos con la "magia" de Google...


Supongamos que después de una dura jornada llegas a casa y decides que necesitas desconectar y sumergirte en el mundo de algo que te apasione, por ello enciendes tu ordenador e inmediatamente  introduces en la barra de Google las palabras mágicas <<Justin Bieber concierto>>, pues bien, Google te ordena 11.400.000 resultados en 0,40 segundos. Por supuesto puedes hacer un doctorado sobre la vida de Justin Bieber, o saber cuántas novias ha tenido o incluso averiguar cada cuanto tiempo va tu querido Justin al baño. Pero tú solo quieres saber dónde será su próximo concierto. Google te facilita refinar tu búsqueda y acabar encontrando (rápidamente) lo que quieres.

Para ello tiene en cuenta al ordenar sus páginas (asignar el peso a cada página) los siguientes aspectos: No es lo mismo que un cierto término aparezca en una página en el título, en negrita, o en un tipo de letra pequeña. Tampoco es lo mismo que los términos buscados aparezcan “cerca” o “lejos” unos de otros. Tiene también en cuenta el número de visitas que la web ha recibido, así como las webs que tienen une enlace a dicha página, y cómo de importantes son estas páginas que la enlazan.

Todo esto, lo calcula rápidamente a través de un algoritmo, que es “un conjunto preescrito de instrucciones o reglas bien definidas, ordenadas y finitas que permite realizar una actividad mediante pasos sucesivos que no generen dudas a quien deba realizar dicha actividad”. Veamos un ejemplo sencillo de algoritmo:
 
 
El algoritmo con el que asigna Google las importancias y ordena las páginas es un algoritmo lleno de matemáticas. Para entenderlo bien se necesitan los conocimientos de un tercer curso de carrera de la licenciatura más o menos. Voy a intentar daros una idea sencilla, pero a todos los que os atreváis a indagar un poco mas en este tema os “súper-recomiendo” el siguiente artículo que podéis encontrar en Internet “El secreto de Google y el álgebra lineal” de Pablo Fernández Gallardo.

Para tener una ligera idea del funcionamiento del algoritmo vamos a suponer que solo consideramos importante cuántas páginas enlazan a la web a la que queremos asignar el peso, y supondremos también que solo tenemos tres webs en Internet. Y esto nos dará una ligera  idea de lo que pasa en toda la red .
 
Tenemos las siguientes páginas relacionadas tal y como muestra el dibujo:




La página 3 tiene un enlace a la página 1 y 2, y la página 2 tiene un enlace a la página 1.
Calculamos entonces los pesos de cada página del siguiente modo:

Peso1=  1/2 + 1= 3/2  (El 1/2 representa que le llegan 1 enlace de 2 que hay en la página 3, y el 1 que le llega un enlace de 1 que hay en la página 2).
 
Peso 2= 1/ 2 (Llega un enlace de 2 que hay en la página 3)

Peso 3=0 (No le llegan enlaces)

Por tanto el orden en que Google nos mostraría las páginas sería: 1. Web oficial de Justin Bieber, 2.Web de conciertos de Justin, y 3. Web de prensa rosa.

Pero esto... es sólo el principio... Si quieres más, ya sabes... “El secreto de Google y el álgebra lineal” de Pablo Fernández Gallardo.





No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada